¡Bienvenido/a al Blog!

logo soloabogados.orgSi has echado un vistazo a los títulos, ya sabrás que este es el blog construido por los abogados, bufetes demás profesionales españoles que componen el Directorio SoloAbogados.Org. Lo que os queremos comentar es que en este nuevo espacio profesionales que componen el Directorio escribirán artículos, tanto técnicos como de opinión, compartiendo sus conocimientos, experiencias e inquietudes con sus colegas y con la comunidad en general que accede a este espacio web.

La lectura de este blog es pública, todos podemos acceder; las entradas pueden ser publicadas sólo por los profesionales y entidades registrados en el Directorio SoloAbogados.Org, quienes a su vez pueden comentar otras entradas publicadas, conformándose de esta manera una especie de foro de intercambio. Recordemos que, además, cualquiera puede hacer llegar consultas e inquietudes a un profesional particular desde su ficha en el Directorio.

Si bien las entradas son moderadas para mantener un orden y una estructura mínimos, se respeta la libertad de expresión dentro de los límites de la legalidad. Al respecto creemos importante destacar que cada artículo representa el pensamiento y la visión de su autor, que no necesariamente es el nuestro.

¡Es tiempo de comenzar! ¡Invitamos a los profesionales de SoloAbogados.Org a llenar espacios con sus valiosos aportes!

La excesiva dureza del tribunal supremo con los manifestantes en la sede de la generalidad catalana en Madrid (II).

En mi modesta opinión, el Tribunal Supremo se ha cubierto de lodo, una vez más.

En lugar de adoptar una actitud de reproche penal, pero comprensiva con la escasa gravedad de los hechos, así como con la edad de los acusados (¿quién no ha hecho alguna barbaridad con veinte años?), el Supremo se inclina por castigarles con una gran dureza, que no es justicia, sino que más bien parece venganza, o aviso para navegantes: no vamos a permitir que nadie ataque a los gobiernos autonómicos –en este caso más bien separatista, como lo estamos viendo estos mismos días, y desde hace años-.

Parece que hay dos clases de españoles: los políticos, con los que nadie se puede meter, so pena de acabar rápidamente en prisión, y por varios años, y el común de los mortales, a los que se puede agredir y lesionar, robar, estafar, insultar, etc., sin grandes problemas. Continúa leyendo La excesiva dureza del tribunal supremo con los manifestantes en la sede de la generalidad catalana en Madrid (II).

El caso Blanquerna: Entre la política y la injusticia.

Hace años, cuando era más joven, y posiblemente más tonto, o menos quemado por la vida, creía en la justicia humana. Ahora cada vez menos.

Hoy por hoy sólo creo en la justicia divina, y con grandes dudas, pues viendo como va el mundo, presiento que Dios está de vacaciones una buena parte del año… Si, ya se: el libre albedrío, la libertad de cada cual y todas esas monsergas. Pero lo cierto es que la sociedad es tremendamente injusta, y cada vez más, por desgracia para todos.

Uno de estos casos sangrantes, que más me han lastimado jurídica y moralmente, ha sido el caso Blanquerna, llamado así por haber sucedido una manifestación o escrache ante la biblioteca Blanquerna, que al parecer está situada en los bajos del edificio que alberga las dependencias de la Generalidad de Cataluña en Madrid. Continúa leyendo El caso Blanquerna: Entre la política y la injusticia.

La excesiva dureza del tribunal supremo con los manifestantes en la sede de la generalidad catalana en Madrid (I).

Comenzaré con dos premisas básicas para comprender los razonamientos jurídicos, éticos y estéticos del presente articulo:

1º. Respeto al Tribunal Supremo, como jurista que soy, incluso cuando se equivoca. Pero entiendo que por ese mismo respeto tengo el deber de manifestar mi discrepancia con sus sentencias, en su caso, sin perjuicio del lógico –y necesario- acatamiento, como corresponde en un Estado de Derecho.

¡Lástima que los separatistas catalanes no tengan el mismo respeto a nuestro más Alto Tribunal!.

2º. No soy una persona violenta, y deploro totalmente la utilización de cualquier clase de violencia, física o incluso verbal, contra los adversarios. Creo que el monopolio de la violencia corresponde al Estado.

¡Pero de la misma forma entiendo que es indignante ver como el Estado muchas veces hace dejación de sus funciones, sobre todo en Cataluña y el País Vasco, donde las competencias en materia de orden público han sido transferidas –creo que equivocadamente- a los gobiernos autonómicos (y digo autonómicos por no decir separatistas) correspondientes!. Continúa leyendo La excesiva dureza del tribunal supremo con los manifestantes en la sede de la generalidad catalana en Madrid (I).

Parado, no te fies de las oficinas del INEM.

Un buen amigo mío, ya sesentón, tras haber trabajado muchos años en la función pública, pero siempre como contratado temporal, interino, personal eventual, etc., es decir, con el culo al aire, al final se vio en el paro, como consecuencia de la reducción del empleo público precario, que dicho sea de paso, es el único que se ha podido disminuir, pues a los funcionarios de carrera no hay Dios que pueda echarles.

Tras estar varios años en el paro (una persona de 60 años está ya “muerta”, laboralmente hablando), un amigo le propuso hacer unas tutorías en una universidad privada, un solo día a la semana, seis horas…

Como estaba cobrando el subsidio por desempleo para mayores de 52 años, pues tiene más de 35 años cotizados a la seguridad social, con lo cual sólo le falta la edad para poderse jubilar, pidió hora en la Oficina del INEM correspondiente, donde expuso el caso a la funcionaria, contratada o enchufada de turno.

Esta señora o señorita le dijo que no había ningún problema, siempre y cuándo por esa actividad no recibiera ingresos superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, entregándole un tríptico donde dice muy claramente que los ingresos del subsidio son compatibles “con rentas de cualquier naturaleza”, siempre y cuando no superen el 75% del SMI, repito. Y que, además, en su caso, como tenía un convenio especial con la seguridad social para mejorar su pensión futura, ese importe que pagaba (alrededor de 300 euros al mes), eran deducibles de los ingresos que recibiera. Continúa leyendo Parado, no te fies de las oficinas del INEM.

La sentencia del caso Nóos: Demagogia, populismo e injusticia.

Tenía la vana esperanza de pensar que hoy iban a cambiar un poco las cosas, y que se impondría el Derecho sobre el estado de desecho en el que vivimos, pero no ha sido así.

Como soy pesimista, la verdad es que me temía, más o menos, lo que ha sucedido.

Una sentencia extremadamente benigna para el “Duque empal-mado” (le sale un año de prisión por cada millón mangado), más dura con su ex socio, que no tiene quien le proteja, y totalmente absolutoria, faltaría más, para la ex Duquesa pero todavía Infanta de España, la ciudadana Cristina de Borbón y Grecia (omito cualquier tratamiento, pues a estas alturas, no creo que los merezca).

Y, por supuesto, hay que guardar las formas, se absuelve también a la esposa del otro socio, más que nada por el que dirán… Continúa leyendo La sentencia del caso Nóos: Demagogia, populismo e injusticia.

Jueces que recortan los derechos de los ciudadanos.

La Constitución vigente consagra el principio democrático de separación de poderes, estableciendo la existencia de un denominado “Poder Judicial”, en sus arts. 117 a 127, aunque luego le rebaja la categoría a una simple “Administración de Justicia”, que es lo que es, en la práctica.

Al estar ese supuesto Poder Judicial intervenido y controlado por los partidos políticos, a través de la “colonización” de su máximo órgano de gobierno, el Consejo General del Poder Judicial, una Fiscalía a las órdenes del Ministerio de Justicia, y una “Administración de la Administración de Justicia”, es decir, los medios personales y materiales en los niveles administrativos, en manos de las autonomías, en la práctica la proclama constitucional se ha quedado en nada.

A ello contribuye también la extracción social de los jueces y fiscales, procedentes en su mayor parte de la clase media, con una particular visión de la justicia y de la realidad social, que no se acomoda muchas veces con el sentir popular y social.

Y no preconizo, ni mucho menos, un “uso alternativo del Derecho”, pero sí una aplicación con arreglo a la realidad social, tal y como pregona el Título Preliminar del Código Civil, creo recordar: “Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas”. Continúa leyendo Jueces que recortan los derechos de los ciudadanos.

Las dos Españas.

Creo que fue don Antonio Machado quien dijo aquello de “españolito que vienes al mundo, una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Corríjanme si me equivoco, pues escribo de oídas, que ya se sabe que la cultura es el rescoldo que queda de lo que se sabía…, después de haberlo olvidado.

Pues bien, a lo que íbamos: hoy en día, y desde hace años, hay dos Españas en España. La España oficial, del todo va bien, la economía prospera, la macroeconomía va a mejor, el desempleo se reduce –dentro de cien años, todos calvos-, etc., y la España real, que basta con salir a la calle, escuchar las conversaciones ajenas, acudir a bares, preferiblemente de barrios, o a una oficina del INEM, y encontrarse con la triste y cruda realidad: las cosas no son como nos las cuentan, ni mucho menos.

Los medios de comunicación social, la mayoría de ellos (y este diario es una honrosa excepción), se dedican a hacer de botafumeiros del partido en el poder, o mejor dicho, de los partidos en el poder, pues hay un tripartito rampante que nos mal gobierna: el PPPSOE (o el PSOEPP), con el acompañamiento coreográfico de Alberto Rivera y su alegre muchachada… Continúa leyendo Las dos Españas.

Un Consejo de Estado digno de tal nombre.

Hace varios años publiqué en varios diarios digitales un artículo titulado “Calidad en el Consejo de Estado”, criticando la incorporación al mismo de Zapatero, Rodríguez Ibarra, Teresa Fernández de la Vega y otros ilustres ignorantes jurídicos…

Lo he buscado en internet pero no lo encuentro. Supongo que habrá sido borrado o desplazado por otros artículos más recientes. De cualquier forma está publicado en uno de mis libros, y si alguien quiere verlo –por casualidad-, con gusto le daré la referencia correspondiente.

Viene esto a cuento del reciente dictamen del Consejo de Estado, máximo órgano consultivo de España, donde, como no podía ser menos, pone los puntos sobre las íes de la responsabilidad, política y administrativa, del Ministerio de Defensa sobre la contratación de unos aviones desahuciados para transportar a nuestros militares destinados a misiones internacionales, con un grave riesgo para sus vidas, como por desgracia sucedió. Continúa leyendo Un Consejo de Estado digno de tal nombre.

Las abusivas multas de tráfico.

En muy escasas ocasiones de mi vida he sido sancionado por problemas de Tráfico, y debo decir que siempre con una exquisita corrección por parte de los Agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Y con razón, además.

Pero en los últimos tiempos proliferan las multas impuestas por radares, situados estratégicamente, y que lo único que persiguen es incrementar la recaudación del Estado, más que prevenir accidentes o comportamientos incívicos.

Y que, además, imponen unas sanciones muy elevadas, y más en estos tiempos de carestías económicas, sin ser proporcionales a los ingresos del presunto infractor, pues no es lo mismo una multa de 300 euros para un señor que cobra 3.000 euros al mes, que para un perceptor del salario mínimo actual, 707 euros, o para un subsidiado por desempleo, que cobra 426 euros mensuales… Es algo tan obvio que no hace falta dedicar más tiempo a exponerlo.

Pues bien, acabo de ver un caso realmente sangrante, que me ha parecido totalmente abusivo, por no decir un latrocinio, por parte de Tráfico, y su famoso centro “recolector” de dinero público, situado en León, la tierra natal del impar presidente Zapatero. ¡Y menos mal, pues España no podría soportar dos inútiles como él!

Un señor mayor, un hombre del campo, sale de Graus, localidad ribagorzana, carretera de Benasque, (ambas localidades en la provincia de Huesca, rumbo a una gasolinera de autoservicio, de esas dónde te ahorras unos céntimos por litro de combustible. Continúa leyendo Las abusivas multas de tráfico.

Abogados del estado y puertas giratorias.

Si hay un cuerpo realmente pernicioso en la administración española es el de los abogados del estado. Unos juristas con una gran preparación, que todo hay que decirlo, pero que acostumbran a mirar por encima del hombro a los demás abogados, y hasta a los jueces y fiscales.

Unas personas a las que les cabe el Estado en la cabeza, o más bien la gran cantidad de normas legales que dificultad la vida de los 47 millones de españoles… Y que confunden memoria con inteligencia.

Pero que listos lo son, y un rato largo. Desde la actual ministra de defensa, que evidentemente no tiene ni puta idea de temas militares, o la vicepresidenta, tan espabilada para colocar a su marido, también abogado del estado, faltaría más, en Telefónica, con un sueldo millonario. (El marido de la primera se dedica a turbios negocios, que para él deben de ser negocios pero para las empresas por las que pasa no dejan de ser ruina, pura y dura). Continúa leyendo Abogados del estado y puertas giratorias.